Necesitamos hombres y mujeres con valores y principios – Rev. Gustavo Martínez

Necesitamos hombres y mujeres con valores y principios #CelestialStereo #RadioCristiana #EmisorasCristiaas

Como todos los años el presidente de la obra del Movimiento Misionero Mundial, dio a conocer el lema que alentara a la Obra, durante los doce meses siguientes.


LEER TAMBIÉN:


CREDIBILIDAD es el lema designado en esta ocasión.

Buscando la voluntad de Dios en oración, Él ha venido formando y tratando nuestro carácter para recibir su inspiración. La formación se ha basado en un llamado a practicar y a vivir la sinceridad, la comunión y el servicio, a rendir nuestra voluntad, a estar comprometidos, a ser leales, rectos y responsables. El carácter es lo que verdaderamente somos. No la apariencia externa, sino la realidad interna. Es la expresión de nuestro corazón, de nuestra mente y de nuestro carácter. No son las buenas ideas, sino la realidad de nuestras acciones.

El carácter no alcanza su madurez de la noche a la mañana, no aparece de repente. Es el resultado de un proceso intencional continuo de formación para amoldarnos a lo que Dios espera de nosotros, según su Palabra y la alianza del Espíritu Santo, venciendo las dificultades que puedan presentarse en el camino. Para este 2018, el lema oficial del Movimiento Misionero Mundial es “Credibilidad”, cualidad que inspira confianza.  La credibilidad se vincula con los componentes objetivos y subjetivos que hacen  que otras personas crean en el contenido de un mensaje. Credibilidad es la confianza, seguridad, bienestar y utilidad que refleja algo para alguien que esté dispuesto a seguir su mensaje.

Es preocupante la carencia de ejemplaridad que hay en la sociedad, en las instituciones, en los políticos, en los organismos de justicia, en la iglesia y aun en sus líderes. La credibilidad es algo que se construye en el trascurso del tiempo. Nos suele llevar años lograrlo, pero se puede perder en un minuto. Para lograr credibilidad debemos generar confianza en los demás, marcando la diferencia, agradando a Dios, aplicando la Fe en todo lo que hacemos. Seamos un testimonio más para el mundo que nos rodea. Démosle sabor a la vida siguiendo la enseñanza de Dios. La credibilidad es el cimiento del verdadero liderazgo.

Quien inspira a influenciar en otros, debe ser confiable y, por lo tanto, creíble. La credibilidad hará que marquemos la diferencia en medio de una sociedad que está en crisis, que ha puesto en duda los valores y principios. Nosotros los cristianos debemos ser una alternativa a la crisis actual de ausencia de credibilidad, que los demás puedan creer en lo que hablamos, y así mismo embellecerlo con nuestros actos.

El  Movimiento Misionero Mundial, para éste tiempo, bajo la ayuda y voluntad de Dios, seguirá llevando éste Evangelio que predicamos a todo el mundo. Hay que mantener nuestros pies en el camino de la Luz, viviendo honestamente cada aspecto de la vida. Recuerde que la credibilidad comienza en el corazón para poder relacionarnos con Dios. La gente no nos pide que seamos perfectos, pero si honestos, y al hacerlo contaremos con el apoyo de Dios y del pueblo. Tenemos la gran responsabilidad de poder lograr con nuestro actuar, con nuestro estilo de vida, que quienes nos rodean crean en el mensaje del Evangelio de Jesucristo.

No seamos de los que sirven de estorbo para que otros no crean. Más bien, seamos de los que atraen a otros a los caminos del Señor. Para ser efectivos en el ministerio después del llamado se requiere de una lista de valores bíblicos como guía, y asentar una base sólida de servicio.

Este año es un verdadero llamado para toda la familia del Movimiento Misionero Mundial. Necesitamos hombres y mujeres con valores y principios, comprometidos e involucrados apoyando la Obra de Dios en medio de la incredulidad que el mundo vive. Cumplamos, pues, tan grande responsabilidad, dejemos en alto el nombre del Señor, de su Evangelio y de su Obra. Que éste año sea lleno de victorias.

Vía Impacto Evangelístico

 

Luis Peñaranda

Programador de Celestial Stereo. Miembro de la iglesia central del MMM Bogotá, Barrio 12 de Octubre. Apasionado con la evangelización.

Artículos relacionados

Etiquetas:, , , ,

Comentar